¡¡AMIGOS!!

¡¡AMIGOS!!

Creo que soy una persona muy afortunada porque puedo decir que tengo pocos amigos, pero sé que esos pocos son amigos para toda la vida.  Es muy cierto cuando te dicen que encontrar un buen amigo es encontrar un tesoro.  Los amigos nos divierten, nos escuchan, nos sonsacan, nos animan, no te juzgan aunque seas la peor persona y lo que más me encanta: siempre que te ven te dicen lo guapa que te ves, tan sólo del gusto de verte.

Podría decirles que tengo amigos y amigas con personalidades tan diversas y tan diferentes, pero todas ellas ricas en enseñanzas.  Cada uno de ellos es muy especial por todo lo que he aprendido y compartido con ellos y no puedo más que agradecer a Dios por haberlos puesto en mi camino.

Dentro de esos pocos amigos tengo una amiga que es muy especial, la conocí en una de las empresas donde trabajé, y sinceramente no tuvimos un buen inicio, pero un día nos enviaron a una convención a Puerto Vallarta por parte de la empresa y me tocó  compartir habitación con ella, de ahí empezamos a convivir un poco más y empezó a mejorar nuestra relación, me di cuenta que era una chica que estaba también muy sola, aunque la actitud de ella era muy diferente a la mía.  Me llamó mucho la atención que no es la típica mujer sola que se encierra a llorar en su casa, tiene una actitud ante la vida de no dejarse caer, su trabajo es su vida, pero se da el tiempo para ir a nadar, o al cine, o de compras, lo que sea pero siempre está haciendo algo.  Otra de sus actividades favoritas es tomarse el tiempo para enviar mensajes que por regular son optimistas, o de reflexión o bien una invitación a disfrutar la vida y ver lo mejor de ella.

Ella no lo sabe pero sus mensajes han estado conmigo en momentos muy difíciles.  No sé por qué pero han llegado en mis peores momentos de soledad y lo más curioso es que parece que ella lo intuye aunque yo no diga nada, hay veces que uno no puede compartir el dolor porque compartirlo no alivia, creo que hay momentos que debes de vivir y superar por ti mismo,

Finalmente cada uno vivimos nuestro dolor de diferente forma  y justo por eso estamos ahí los amigos, para ser empáticos y comprensivos, para escuchar y ayudar a sanar.

Los amigos son parte importante en mi vida y  algunos de ellos la han marcado de forma significativa, porque de cada uno he aprendido y me he llevado experiencias que me han enriquecido como persona, en algunos casos pueden pasar meses sin vernos por las diferentes circunstancias personales, pero  el día que nos vemos y platicamos, es como si el tiempo no hubiera pasado, nos vemos y platicamos con el mismo cariño de siempre y a veces hasta más.

bridge-child-children-191034

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s